Print

cuatro performers, o cinco. galería isabel hurley. 15 de noviembre 2016. 19:00 horas.

Print

CUATRO PERFORMERS, O CINCO

AÍDA LECHUGO

Obstáculo es un ejercicio de imposiciones que se inscribe de acuerdo a las relaciones sociales y de género establecidas en la sociedad. Así mismo persigue el enfrentamiento con respecto a aquellos elementos de connotaciones profundamente machistas por los que se nos conforma culturalmente.

La imagen que tienes de mí plantea un ejercicio autorreflexivo sobre la imagen del artista -en este caso la propia performer- y la posible destrucción o manipulación de la identidad, la cual se envuelve en su propia superficialidad de acuerdo al uso que se hace de ella en una construcción de arte elitista.

JORGE GALÁN

Porque yo lo valgo propone una incursión en el mundo de la comunicación de masas, una perspectiva de la publicidad como un sistema comunicativo unidireccional y persuasivo, dirigido a influir en la conducta del individuo, a través de su instrumento más efectivo: el eslógan publicitario, esa palabra o frase corta, expresiva y fácil de recordar, que a menudo consigue su quintaesencia, entrando a formar parte del propio lenguaje e ideario colectivo con el paso del tiempo.

JAVIER IDEAS

Realidad virtual es algo más que una nueva tecnología, es un término redundante en la realidad que vivimos teniendo en cuenta la tesis de Baudrillard. El ser destilado hasta su mínimo común denominador: lo sensorial. Cada vez el tiempo pasará más rápido y tendremos más experiencias, que no acumularemos. La realidad se hará invisible y lo invisible se hará realidad, sustituyendo a todo, quedando en la nada. Esta performance no es un advertencia, pues no hay escapatoria de ese futuro, es simplemente un eco del presente que está por asentarse.

ALEJANDRO CASTILLO

Nunca se llega a parte alguna consta de tres performances en donde los conceptos de paisaje, lugar e individuo se encuentran modificados por las acciones de ocio y turismo, las cuales constituyen un fenómeno contemporáneo de masas.